CONTABILIDAD Y BALANCE DE LOS CLUBES PARA NO CONTADORES

calculator, calculation, insurance-385506.jpg

Es importante destacar que la Contabilidad, como una disciplina, forma parte del sistema de información de las organizaciones y que brinda un esencial aporte para todos aquellos que interactúan con éstas, en la medida que les posibilita contar con herramientas para la toma de decisiones en los aspectos económico-financieros, desde esta óptica es de suma importancia que los dirigentes tengan y utilicen conocimientos básicos sobre esta materia, para aprovechar toda la investigación que la información contable les puede suministrar y saber utilizarla para una mejor gestión, planificación y control en las entidades, tanto para las actividades internas y las relaciones externas de los mismos.

Es decir, que la Contabilidad es una disciplina técnica integrante de la información de la entidad que se ocupa del procesamiento de datos sobre el patrimonio y su evolución; con la finalidad de generar información adecuada para la toma de decisiones de administradores, usuarios externos y para el control de los recursos de las obligaciones.

Los informes periódicos que ella brinda permiten medir y apreciar la evolución en el tiempo del Patrimonio, para que vaya mejorando su perspectiva ante el cierre del ejercicio económico, que tiene un lapso de un año (12 meses), el cual su fecha de cierre está definida en su Estatuto.

Para poner claridad en este punto, debemos aclarar que en una organización con fines de lucro su finalidad es obtener utilidades.

Para el caso de las entidades sin fines de lucro (clubes, mutuales, fundaciones, cooperativas), su beneficio se presenta para que sus asociados lleven a cabo sus actividades sociales.

Dentro del esquema propuesto, nos participan de la Contabilidad Patrimonial o Legal, la cual está dirigida a usuarios externos, como ser: organismos de control estatal, proveedores y clientes, entidades financieras, potenciales inversores (sponsors), trabajadores y los asociados que no administran.

Dentro del período del balance, se preparan informes periódicos, según las normas legales vigentes, para que los dirigentes/asociados vayan evaluando la evolución del Patrimonio y poder tomar decisiones adecuadas para mejorar la gestión de la entidad, cabe aclarar que las decisiones que toman los dirigentes están delegadas por los asociados, según lo expuesto en el Estatuto, para tener información, como usuarios especiales, en la aprobación de la documentación correspondiente.

Debido a que la responsabilidad de la administración del club está en manos de la Comisión Directiva, los informes forman parte de la Contabilidad Gerencial o de Gestión, de sumo interés para la toma de decisiones. Aquí aparecen informes detallados de la evolución de las distintas actividades, basadas en el Presupuesto, para cumplir con los objetivos previstos.

Estos informes de cada actividad, comprende información histórica y proyectada, de la organización y el contexto de la acción que van desarrollando, en forma numérica monetaria y no monetaria y se materializa en base a presupuestos de cada actividad, informes del costo, análisis de la rentabilidad de la misma, retorno de la inversión en la participación deportiva.

Actualmente, también han comenzado a evaluar los rendimientos mediante la contabilidad social y ambiental, abarcando aspectos relacionados con el medio ambiente y su responsabilidad social, midiendo su impacto en el desarrollo sustentable de sus actividades.

Compartiendo lo expresado por el docente, debemos considerar que los sistemas de información contable responden a distintos objetivos o premisas según su ámbito de desarrollo y sus destinatarios, aunque en todos los casos la finalidad es brindar información confiable y oportuna para la planificación, la gestión, el control y la toma de decisiones.

La profesionalización en todas las áreas de los clubes mejoraría mucho su funcionamiento, es por eso, que la utilización correcta de estas herramientas contables y la inclusión de profesionales en las distintas áreas de la estructura de la entidad mejoraría mucho su gestión, cuando menciono profesionales no hablo de carrera, sino de especialistas en la actividad.

Relacionado con la estructura contable, a continuación haré una síntesis de la misma, a saber:

Activo: está compuesto por los bienes y derechos adquiridos propiedad del ente, pueden ser bienes tangibles o intangibles, tener un valor económico y, por lo tanto, potencialidad de generar ingresos futuros,  (por ejemplo: dinero efectivo o depósitos bancarios, bienes inmuebles y muebles, derechos de cobro, gastos pagados por adelantado, etc.), estos activos no afectan su localización física ni la forma de adquisición (estadios, sedes), ya que muchas instituciones acceden a la propiedad de sus instalaciones por cesión de organismos estatales de distintas jurisdicciones. Las entidades deportivas cuentan con ingresos, diferentes de otras organizaciones; como ser: cuotas de asociados, elementos deportivos, sponsors, patrocinantes, publicidad estática, además al participar en torneos de ligas, adquieren relevancia activos como: derechos federativos de sus jugadores, franquicias, derechos económicos, entre otros.

Pasivo: está compuesto por deudas y obligaciones hacia terceros por compromisos asumidos, ejemplo de ello podemos mencionar: proveedores, deudas bancarias, financieras, impositivas o previsionales con el personal, servicios a realizar, hechos contingentes generadores de deudas futuras (previsiones), préstamos recibidos, derechos televisivos o de transmisión (para los clubes).

Este rubro conjuntamente con el patrimonio neto financia el activo, es decir, las masas patrimoniales del pasivo y del patrimonio neto representan los recursos financieros que toda organización posee para llevar a cabo la actividad principal y el activo muestra cómo se han utilizado esos recursos financieros.

Patrimonio Neto: es la diferencia entre el activo y el pasivo, es la parte de propiedad de los asociados, constituye la fuente de financiación propia, representa “un patrimonio social común irreparable”, del cual no tendrán derechos en caso de renuncia o baja. Está constituido con el aporte de los asociados y el resultado de la actividad del club (ingresos económicos menos egresos económicos), de suma importancia para evaluar la evolución y gestión del club.

Siguiendo los lineamientos del docente, expondremos la participación de los Órganos Sociales en los Informes Contables en forma breve, a saber:

Órgano de Administración – Comisión Directiva: órgano ejecutivo colegiado en el cual se ha delegado la administración de la entidad por un período de tiempo (luego del acto eleccionario), según los estatutos y como tal es el responsable de elaborar y someter a aprobación de los asociados la información contable anual.

Órgano de Fiscalización: también colegiado y designado por los asociados, debe velar por el cumplimiento por parte del órgano de administración de la ley, el estatuto y las decisiones asamblearias, en representación de los asociados que no administran. Emite informe sobre la documentación contable.

Asamblea de Asociados: es el órgano volitivo máximo de la organización que, reunido en asamblea anual ordinaria, tiene la potestad de aprobar la gestión del órgano de administración y los estados contables. La Asamblea debe convocarse en plazos estipulados y con el detalle del Orden del Día a tratar. Debe ponerse previamente a disposición de los asociados la documentación sometida a aprobación.

La Memoria, Balance General e Información Complementaria (cuadros, notas y anexos), responsable de estos es el Órgano de Administración quien debe informar al Órgano de Fiscalización y luego ser sometidos a una auditoria, por un profesional (contador público) externo e independiente a la misma para presentar su informe sobre los mismos, de acuerdo a normas contables profesionales adoptadas por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de su jurisdicción (provincial), plasmadas en Resoluciones Técnicas, emitidas por la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, entidad de segundo grado que agrupa a los Consejos Profesionales. Las normas de auditoria aplicables serán las adoptadas por el Consejo Profesional.

Este informe es de carácter obligatorio según las normas legales que rigen las entidades civiles, emite una opinión sobre la presentación razonable de la situación económico-financiera, el resultado de la actividad, la evolución de los fondos sociales y el flujo de efectivo, de acuerdo a normas contables profesionales vigentes.

Posteriormente se someten a consideración de la Asamblea Anual Ordinaria para su aprobación por los asociados/asambleístas, para luego ser circularizados a los interesados externos.

Toda la documentación presentada debe estar expresamente detallada, de acuerdo a la evolución de los diferentes rubros que hacen al activo, pasivo y patrimonio neto, para que, tanto el asociado como los organismos externos sepan el recorrido de la entidad en su gestión anual.

Es importante el informe del Órgano de Fiscalización pues, además de ser de carácter obligatorio, brinda una opinión a la asamblea de asociados sobre la memoria del órgano de administración y los estados contables expuestos. También tiene como función velar por el cumplimiento de las leyes vigentes, el estatuto y las decisiones asamblearias por parte del órgano de administración, sin dificultar su gestión. Es el representante natural de los socios que no administran, pues puede revisar registros, pedir informes de gestión, presenciar arqueos de caja, asistir a reuniones de comisión directiva (con voz pero sin voto), convocar a asamblea cuando omite hacerlo el órgano ejecutivo, entre otras atribuciones.

Todo este sistema contable para las entidades se constituye por criterios de aplicación general y particular, formados en las normas contables de aplicación vigentes, el modelo contable se basa en el Capital a Mantener (aporte de los asociados medido en unidades de moneda), la Unidad de Medida (moneda de curso legal) y Criterio de Valuación, referido a la razón para evaluar los activos y pasivos expuestos.

Las normas que regulan el funcionamiento de las asociaciones civiles se encuentran plasmadas en el Código Civil y Comercial de la República Argentina vigente, tanto en sus aspectos societarios como contables.

La autoridad de aplicación de las mismas es la Inspección General de Justicia que autoriza el funcionamiento de las entidades deportivas, verifica el cumplimiento normativo y tiene facultades de control, como el nombramiento de veedores en Asambleas y que llegan, bajo determinados supuestos, hasta el retiro de la autorización para funcionar en caso de incumplimientos reiterados o por no ajustarse a los fines de su creación.

Como corolario debemos mencionar que aquellas entidades adheridas a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), también se encuentran sujetas a requerimientos de información impuestos por esta organización de segundo grado.  

Los estados contables de publicación anual son un elemento de sustancial relevancia en el seguimiento económico-financiero de nuestras organizaciones, el conocimiento de los mismos por los dirigentes y asociados mejorará la gestión de las entidades deportivas y el desarrollo de las actividades que se desarrollan en las organizaciones.

Deja un comentario